EL TAU CASTELLÓ CAE ANTE EL CHOCOLATES TRAPA PALENCIA CON LA CABEZA ALTA

TAU CASTELLÓ 82

CHOCOLATES TRAPA PALENCIA 87

TAU CASTELLÓ: Van Zegeren (13), Puerto (9), Faner (3), Djukanovic (19), Juanjo García (15) –cinco incial–; Wade-Chatman (6), Bas (6), Toncinic, Chema García (2), Rosa (7) y De Assis (2). 23 faltas. Eliminado: Faner.

CHOCOLATES TRAPA PALENCIA: Bader (10), Dos Anjos (2), Grimau (6), Kacinas (7), Rodríguez (6) –cinco inicial–; Jorgensen (4), Vecvagars (8), Pradilla (3), Larsen (17) y Jasaitis (24). 19 faltas. Sin eliminados.

ÁRBITROS: Germán Francisco Morales, Andrés Fernández y Daniel Cervantes.

PARCIALES: 12-12, 20-21, 27-33, 36-46 (descanso); 43-54, 56-64, 64-74 y 82-87 (final del encuentro).

INCIDENCIAS: Alrededor de 2000 espectadores en el pabellón Ciutat de Castelló.

El TAU Castelló no pudo continuar con su racha de victorias tras caer ante el potente Chocolates Trapa Palencia. No estuvo mal la actuación de los de La Plana, pero hacía falta algo más para doblegar a una de las mejores plantillas de la categoría y sobreponerse a una actuación arbitral que llegó a desquiciar por momentos a más de uno en el combinado anfitrión.

En los compases iniciales, Juanjo García mostró la buena inercia de la jornada anterior, en la que estuvo en el quinteto ideal, para anotar posteando los dos primeros balones que recibió. La verdad es que el juego interior local estaba funcionando muy bien, ya que Van Zegeren siguió haciendo daño cerca del tablero. Por su parte, el base visitante Dani Rodríguez sabía guiar con muy buen criterio a los suyos, eligiendo siempre la mejor opción tras recibir un bloqueo directo o al poner en marcha un sistema, mientras que el escolta Travis Bader ya exhibía su calidad. Con esta dinámica, el chhoque se mantenía nivelado (14-12, min. 6), sin que ningún contendiente se escapara en el marcador hasta el término del primer cuarto. Lo estaba haciendo bien el TAU Castelló, con pocas concesiones en defensa ante el conjunto que más puntos suma de toda la LEB Oro.

La igualdad se rompió en el siguiente periodo. No fue de pronto, sino poco a poco. Los de La Plana ya no estaban tan acertados (especialmente en el triple) y no hacían daño bajo los aros como antes. Por su parte, los castellanos afinaron un poco más su puntería y Kevin Larsen castigaba en la pintura, por lo que Toni Ten tuvo que pedir tiempo muerto (24-31, min. 15). El técnico local cambió a una defensa en zona que se le atragantó al Chocolates Trapa; y además sendos triples de Ignacio Rosa y Romà Bas supusieron un rápido golpe de efecto que hizo que en apenas un minuto fueran los visitantes los que recurriesen esta vez a la parada técnica. El susto había pasado para el TAU Castelló y el marcador se volvía a apretar. Sin embargo, este cuarto iba de intercambio de golpes y los palentinos aprovecharon, entre otras cosas, la ausencia de un cinco en los de La Plana para volver a escaparse a 1:48 del descanso (34-40). Para colmo, dos triples seguidos de Jasaitis empeoraron las cosas al del descanso (36-46), aunque no todo estaba perdido.

Tras el descanso, al TAU Castelló le tocaba apretar, pero el choque siguió con un patrón parecido. Larsen hacía daño cerca del aro y cuando no podía anotar solía encontrar un compañero desde el perímetro en una buena posición para el tiro. Además, los ataques del combinado local eran un tanto precipitados, siendo Djukanovic el que mantenía el tipo, pero los minutos pasaban y la desventaja no se reducía. Fue en el minuto 28 cuando un arreón de rabia de los locales hizo que la brecha menguara (52-58) y que se empezaran a calentar un poco más las gradas del Ciutat de Castelló, algo molestas también con la actuación arbitral.

Por desgracia, los castellanos supieron sobreponerse en pocos minutos. Con una serie de buenos ataques y manteniendo firmeza en defensa (incluso cierta dureza permitida por los colegiados), la situación les era muy favorable con un nuevo estirón en el luminoso a 8 minutos del final (56-69). A pesar de la dificultad, el TAU continuó apretando en defensa y buscanso la mejor opción en ataque. No perdía la fe pese a que los minutos pasaban y la diferencia estaba en torno a los 10 puntos, pero dos triples consecutivos le volvieron a dar esperanzas (71-78, min. 37). El milagro se acercó un poco mas con un triple de Faner y una espectacular canasta de Juanjo García, que se cruzó el campo botando y culminó su acción con un espectacular mate. Así las cosas, quedaban 37 segundos y el marcador muy apretado 78-81, por lo que estaba cerca una victoria que parecía imposible. A continuación, el veterano base Dani Rodríguez salió al rescate de los suyos para certificar el triunfo palentino con cuatro puntos seguidos y así esfumar las opciones castellonenses de éxito.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*